6

29/02/2012 16:00

Dos padres y sus dos hijas.

Tags:

hijas

padres

| 0 Comentarios

Dos padres discuten sobre como follarse a sus jóvenes hijas.

-Joder Paco, cómo se está poniendo mi hija, ya tiene unas tetas casi tan grandes como las de su madre.

-Calla, calla, que la mía me produce taquicardias y todo.

-Y encima todo el día con esos diminutos pantaloncitos en los que se marca todo.

-No sigas, no sigas que me pongo malo, que aún es peor esa mierda de camisetas que parecen papel de fumar, ¡Joder! si es que se ven los pezones como si no llevaran nada encima.

-Buff, si sólo se vieran… es que se clavan queriendo salir, parece que la tela se vaya a romper de la presión.

-¿Y esas braguitas que no tapan nada? Si son un ridículo hilo, que dejan las respingonas nalgas al aire.

-Ojalá solo dejaran ver el culito, pero es que por delante, se nota el vello del pubis, que es peor.

-Me cuesta horrores comportarme como un padre decente. Alguna noche no aguantaré más, y haré una locura.

-Manolo, ni se te ocurra, que somos gente de bien, no somos unos degenerados, piensa ante todo que es tu hija, y que eso no estaría bien.

-Por eso me contengo, por eso, pero me cuesta…

-¡Oye! ¿Y si las cambiamos?

-No te entiendo.

-Sí, es muy sencillo, ya son mayores de edad, y si tú te follas a la mía y yo a la tuya, no haríamos nada malo.

-Hombre… visto así, parece buena idea. Y viviendo puerta con puerta, lo podríamos probar una noche.

-¿Y si se despiertan?

-La mía no creo, normalmente la arropo todas las noches, y bueno, cómo te lo diría… algunos roces inocentes… Vamos que no se despierta, te lo aseguro. ¿Y la tuya?

-Ja, Ja, lo mismo, a mí también me gusta ir a ver si se encuentra bien.

Los dos padres en el rellano a las dos de la madrugada.

-¿Qué, cómo ha ido?

-Increíble Paco, era virgen, ¡Qué coñito! ¡Qué tetas! Creo que hemos manchado toda la cama de sangre.

-¡Bah! No te preocupes, pensará que le ha venido la regla. Como me alegro de que sea una buena chica y no se haya dejado follar por cualquier impresentable, ¡Virgen a sus dieciocho añitos! qué alegría más grande me das Manolo.

-¿Y la mía que tal? Paco.

-Bueno, digamos que ya había debutado, ¡Eh! No te pongas triste, que estaba apretadito a más no poder, ha debido de usarlo muy poco, y las tetas, fabulosas.

-Es que pensar que ha estado por ahí follando a su edad, me entristece.

-Manolo, eso es lo normal hoy en día, los jóvenes van salidísimos y ya no respetan nada. No te hagas mala sangre, que seguro que es una buena chica.

-Ya, pero es que… Entiéndelo, era mi niña.

Los dos padres en el rellano a las dos de la madrugada, un mes después.

-Paco, no tengo preservativos, ¿Has traído tú?

-No, se me acabaron ayer, pensaba que tú tendrías.

-Joder, pues a pelo es muy arriesgado, y hoy voy como las motos. ¿Buscamos una farmacia de guardia?

-No me apetece nada, ¿Y si probamos por atrás?, si lo hacemos con cuidadito, no creo que pase nada.

-Buff, qué idea más buena.

Paco y Manolo en el rellano un rato después.

-Joder Manolo me tenías preocupado, hace más de media hora que he acabado, ya iba a entrar a ver si pasaba algo.

-Luego te lo cuento ¿Cómo te ha ido con mi hija?

-Te va a gustar Manolo, era virgen, estaba súper cerradito, me ha costado un montón meterla hasta el fondo, por ahí no le habían dado nunca.

-¡Qué alegría! estamos empatados, cada una era virgen de un agujero, porque la tuya Paco, se nota que lo utiliza a menudo, pero también estaba ajustadito, no te pienses, que lo he disfrutado muchísimo.

-¿Por qué has tardado tanto? Yo he desvirgado a tu hija que cuesta más y he acabado antes.

-Bueno Paco, no te enfades, pero es que cuando salía, he visto a tu mujer desnuda boca abajo en tu cama y…

-¡No me jodas! ¿No te la habrás tirado? ¿Y a pelo?

-No te mosquees Paco, quería correrme fuera, pero es que esos pechos me han descolocado, son increíbles, y como siempre va con esa ropa tan seria que los tapa, no me lo esperaba. Estaba sobándolos y se me ha ido el santo al cielo. Perdona joder, que ha sido sin querer.

-¿Sabes el follón que se puede armar si se queda preñada?

-Por una vez no pasa nada, anda que no me costó dejar embarazada a la mía. A ver si ahora nos vamos a enfadar por esa tontería.

-No hombre, no, somos gente civilizada, un fallo lo tiene cualquiera, ¡Venga! No le demos más vueltas.

Paco y Manolo en una terraza al aire libre semanas después.

-La hemos liado Manolo, me has preñado a mi mujer.

-¡JODER! Qué putada. Pero… ¡Ya está! Si tenemos suerte será una niña, y como yo soy el padre, no será tu hija.

-¿Qué me quieres decir con eso?

-Pues que cuando tenga la edad adecuada, te la podrás cepillar sin remordimiento alguno, no sabes la suerte que es eso.

-Humm, mirándolo así… Está de puta madre.

-Está noche me preñas a mi mujer, que yo también quiero lo mismo.

-Con lo sencillas que son las cosas cuando uno actúa correctamente y con principios, y la de depravados y degenerados que hay por ahí practicando incestos y guarradas de esas.

-No te alteres Paco, que el mundo cada vez está mas loco, y de la juventud mejor ni hablar, son todos unos descerebrados.

Esto es un simple divertimento humorístico que no pretende criticar a nada ni a nadie, ni tampoco ensalzarlo. Miradlo así por favor, está escrito con esa intención. No le deis más vueltas ni profundicéis más.

Espero no haber ofendido a nadie.

Erostres.

6

Sobre esta relato

Autor: Sweetcochino
Relatos totales de Sweetcochino: 7641
Visitas de esta relato: 102

Esta relato se publica con licencia Distribución gratuita

Añade Comentario

Comentarios de Dos padres y sus dos hijas.

Nombre: (opcional)
Añade tu comentario:
Inserta el código de verificación:
 
 

Lo más leído

Lo más votado

Lo más comentado