0

24/08/2012 15:05

El mail de mi compadre.

Tags:

compadre

mail

| 0 Comentarios

From: XXXXX@hotmail.com

Date: Wed, 17 Nov 2010 15:46:58 -0600

To: XXXXXX@hotmail.com

Cc: tini_redclouds@hotmail.com

Subject: Muchas Gracias por el fin de semana…….

Mi estimado Compadre,

Antes que nada déjame agradecerte por el fin de semana, no se si Lula te haya comentado que nos vimos el sábado… y que te puedo decir, Que rica esta tu mujer!!!!”

Además no se que le has hecho (o dejado de hacer jajajajaja) por que anda...

mucho mas calenturienta que de costumbre, que bárbara, me dejo medio muerto; )

Como ya conozco a mi comadre, que luego no te dice bien nada según esto por que anda súper atareada con su chamba, te voy a contar lo que hicimos. Yo sé, que te gusta saber en que anda tu mujer.

Primero nos fuimos al Bar de Hábita, allí se encontró a un par de amigas que se ve que andaban en busca de pelea, pero tu mujer las saludo, me presento como un amigo y las mando a volar. Lula me dijo que no te vio el sábado, así que no sabes como iba vestida, ni lo bien que se veía. Iba con una mini café y la blusa blanca que yo le regale hace poco. Cuando entramos al bar, todos los güeyes se le quedaron viendo a tu vieja; ) y ya sabes a ella como le encanta enseñar.

Nos tomamos un par de tequilas cada uno, pero la neta es que a tu esposa se le quemaban las habas. Nos la pasamos beso y beso, e incluso en un momento, ella se metió al baño y cuando salió, me dio su tanga en la mano. Yo la guarde en mi saco, para ponerla junto con todas las otras que me ha regalado. Y conociéndola, le pedí que fuera al VIP, que ya ves que tienes que subir por una escalerita donde se les ve todo a las chavas, a ver si enseñaba algo y los demás se daban cuenta. Lula subió, se quedo hablando con un tipo cerca de la escalera y luego bajo, estaba encantada y me preguntó si había notado que alguien la vio. Obviamente todos los güeyes la vieron bajar!!!!! Aunque no se si algunos se habrán dado cuenta de que no traía nada bajo la falda o solo pensaron que enseñaba mucho.

Nos tomamos otro par de tequilas y le dije que mejor nos fuéramos a otro lado. Ya en el taxi, ella le dijo al chofer que nos llevara al hotel donde yo me hospedaba. En el taxi íbamos beso y beso, era un Vocho de esos que no tienen un asiento adelante y aunque yo le cedí el paso primero, me dijo que mejor Yo quedara detrás del chofer. En el camino, y entre beso y beso, ella le preguntó al chofer si no le importunaba que nos besáramos, el se rió y nos dijo que No había problema. Entonces tu esposa, se arremolino hacia mi, y nos seguimos besando, cuando metí mano entre sus piernas, tu esposa las abrió generosamente ofreciéndole una vista excepcional al taxista. Ya sabes como es de exhibicionista tu mujer… asi que para poner las cosas mas ricas, le abrí la blusa casi hasta abajo. Lula estaba mega cachonda y ya en el taxi respiraba fuerte y gemía a veces. Poco antes de llegar al hotel, nos separamos y ella se arreglo la blusa y la falda.

Tu vieja estaba súper excitada, y desde el elevador nos íbamos besando y acariciando cañón. Ella me acariciaba la polla por encima del pantalón y yo le metía el dedo hasta el fondo. Al llegar a la habitación, tu esposa paso al baño y me dijo que pidiéramos una botella de vino al room service y algo de cenar. Cuando salio del baño, yo estaba al teléfono, se veía perrísima, solo con sus zapatos de tacón. Mientras yo seguía pidiendo el room service, tu esposa se bajo frente a mi me desabrocho el cinturón y me comenzó a dar una buena mamada. Ya te lo he dicho antes, y tu lo sabes mejor que nadie, pero que manera de chupar polla tiene tu mujer!!!!!!!!! Para mi es la mejor del mundo. Jejejejeje

Al terminar la llamada, tu mujer me soltó y se levantó. Se acostó en la cama viéndome de frente, con una pierna ligeramente flexionada, de modo que yo podía ver su panocha deliciosa y como se tocaba suavemente el clítoris. Me quite el resto de la ropa y me recosté junto a tu vieja para besarnos mientras le acariciaba las tetas. Yo me quise montar sobre de ella, pero me dijo que nos esperáramos un poco en lo que llegaba la comida. Me pidió que buscara una película “buena” en la tele. Tenían varias, pero ella me dijo que pusiera una que se llamaba algo como “amas de casa desenfrenadas” o alguna tontería así. A mi siempre me ha llamado la atención que a tu mujer le guste ver porno.

Seguimos jugueteando un rato, beso y beso, caricias, etc. ya sabes como se pone de mimosita tu mujer. Hasta que finalmente llego la comida. Obviamente Lula se medio puso una bata de baño y abrió la puerta así, cosa que ya ni me extraña, yo nada mas me cubrí un poco con las sabanas. El pobre cuate que llevo la comida casi la tira entre tratar de verle las tetas a tu mujer, yo me cagaba de la risa al verlo.

Cuando se cerro la puerta, tu mujer tiro la bata al lado y se sentó a mi lado acariciándome la polla, tenía una cara de golosa!!!! Y nada mas me decía “que buena polla tienes. Yo me hice a un lado, ella subió una pierna y acerco la pelvis de manera que yo podía tocarla rico en la vagina, mientras ella seguía acariciándome la polla. Le pregunte por sus ultimas andadas, me platico de un cliente de su trabajo con el que ha estado follando, también me contó de su ultima salida al club swinger y de la esposa de un chavo que conocieron allí que le gustó mucho. Mis dedos estaban empapados con sus jugos y tenía el clítoris bien durito… Que mujer tan rica tienes compadre… no me voy a cansar de decírtelo nunca. Además me excita cañón, que sea tan puta… me contó que este cliente se la ha follado en muchas ocasiones, y una vez se la follo en su oficina cuando ya no había nadie y que lo conoció en una convención en Cancún. Si no fuera por que me la tiro a cada rato, no hubiéramos estado platicando a esas alturas. Por que me pone re cachondo que sea asi de facilota.

Después de un rato toqueteándonos, Lula me pidió que le chupara a ella un ratito, se movió hacia arriba de la cama y se abrió de piernas. Tu esposa se acariciaba las tetas y me miraba con unas ganas locas. Yo subí hasta arriba y le di un beso en la boca largo y húmedo, mi mano acariciaba su clítoris, luego me fui bajando, besándole las tetas, tu sabes bien cuanto me gustan los senos de tu esposa, hasta que finalmente le clave la cara entre sus piernas y metí mis manos bajo sus nalgas.

Tu esposa gemía riquísimo mientras le pasaba la lengua por los labios vaginales y le chupaba el clítoris, tenía la panocha súper humedecida. Al poco rato, mientras le lamia todo, le metí un dedo por el culo, tu esposa levantaba la pelvis debido al placer que sentía y mientras, Yo aprovechaba para cachondearla mas diciéndole cosas como a ella le gusta.

“Que puta más rica eres lula” ó “te gusta por el culo, verdad? Y mi compadre no te lo da” cosas así que ya sabes que la cachondean un chingo.

Al rato se puso bien caliente, y me pidió que me la follara. Te imaginas Javier a tu esposa abierta de piernas y rogándome “Ya, follame ya, métemela Gerardo” Jajajaja si te lo imaginas, por que la has visto así un montón de veces, y no solo pidiéndomelo a mí. Cuantos cabrónes calculas que se ha follado tu esposa? por que me cae que esa experiencia no se adquiere sola... jajajajaja

Finalmente, Lula se levanto de donde estaba, y se puso en cuatro, yo me puse detrás de ella y comencé a darle una buena follada. Tu vieja nada mas gemía y se movía para atrás para que le entrara mi polla bien dentro. Se sentía delicioso, poder follarmela sin condón es lo mejor del mundo!!! Le di un par de buenas nalgadas, mientras le clavaba la polla hasta dentro y le decía cosas para calentarla, “que si le gustaba mi polla”, “que la iba a llenar de leche”, etc. Incluso, mientras tu mujer gozaba de mi pene y le metía un par de dedos por el culo, le pregunte quien se la follaba mejor, yo o tu. La muy putita nada mas gemía y me decía que me amaba. A los pocos segundos tu esposa comenzó a venirse, pero yo no, nada mas me lleno la polla de sus jugos y se movió como loca. Pero aquí aguantamos como todo un buen soldado. Jejejeje

Entonces, le saque la polla y comencé a darle poco a poco por el culo, yo se que tu casi nunca se lo haces, pero a ella le gusta, así que no voy a dejar a mi comadre con el puro antojo, verdad? Jajajajajajaja Como siempre la puta de tu esposa se quejo al principio, pero una vez que la tuvo bien dentro, comenzó a gemir de nuevo. Nada mas que esta vez si ya no pude aguantar, así que de plano se la saque del culo y se la volví a clavar en la panocha. Allí, en un par de metidas, comencé a dispararle todo el semen que la muy puta había acumulado en mi toda la noche. Me vine litros compadre. Yo nada mas sentía que me venia y me venía y me venía. Y tu mujer llenándose de mi semen, me decía “vente amor, vente…” y me empujaba la cadera para que mi pene la llenara lo mas dentro posible.

Al terminar, nos quedamos dormidos un rato, pero finalmente ella se fue como a las 4 am.

Asi que bueno, ahora ya sabes por que te doy las gracias por el fin de semana, gracias por prestarme a tu vieja compa…..

Gerardo.

|

| |

0

Sobre esta relato

Autor: Sexynarrator
Relatos totales de Sexynarrator: 189
Visitas de esta relato: 5

Esta relato se publica con licencia Distribución gratuita

Añade Comentario

Comentarios de El mail de mi compadre.

Nombre: (opcional)
Añade tu comentario:
Inserta el código de verificación: