6

28/11/2011 15:34

Infiel on un amigo de mi hijo 1

Tags:

amigo

hijo

infiel

| 0 Comentarios

Tenía la sensación de que todo había sido un sueño.

Había tenido una relación sexual con un joven que no conocía sin embargo me hizo sentir como si toda la vida me hubiese estado follando.

Pero seguía sin saber si era real hasta que recordé que había dejado encendida la filmadora… el corazón me dio un golpe, sería posible que lo hubiera grabado todo?

Me levante desnuda como estaba y tome la maquina con las manos que me temblaban. Estaba todavía encendida, seguro que algo habría grabado.

Antes de verlo pensé en prepararme para ello. Seria hermoso verlo en la pantalla de 42” que mi marido había comprado para nuestra habitación.

Estaba sola y lo estaría hasta mañana por la noche seguro.

Empecé buscando los cables para conectarla directo a la televisión… donde estarían?? Esas son cosas que nunca me tocaba a mi buscarlas… .lamente no estar más encima de ello… por fin recordé donde los dejaba mi marido.

Corrí a buscarlos, pase por la cocina me busque algo para beber y me metí en la camita desnuda después de conectar todo a la pantalla.

Estaba en ello cuando sonó el clásico ruido de que había recibido un mensaje en mi teléfono.

Me sorprendió porque mi marido no estaría disponible hasta la noche y mi hijo no estaba en una zona con cobertura.

Cogí el teléfono y leí este mensaje: “ Estuviste hermosa. Te reservo el tiempo que quieras y cuanto tú quieras para hacerte el amor nuevamente… estoy pensando en ti... Xavi”

Bueno, aquí caí que no había sido un sueño y que mi amante se había ido satisfecho.

Me sentí feliz…

Eso hizo que me sintiera más a gusto para mirar lo que había grabado en la filmadora.

Cuando empecé a ver las primeras imágenes me percate cuan joven se veía mi amante al lado de mi marido… pero yo también me veía gorda y no tan apetecible

Esto me hizo motivarme de inmediato para empezar con lo que siempre había dicho, gimnasio, correr, nadar en fin tonificar mis cuerpo.

El video transcurría lento… y mi calentura iba en aumento.

Observaba como me miraba mi amante mientras yo le comía su polla… sus ojos mostraban una calentura que la podía sentir ahora.

Cuando me obligo a comerlo, sentado sobre mi pecho y me tocaba toda, empecé a tocarme el clítoris. Me estaba mojando.

De golpe pare la filmación y fui hasta mi armario donde guardo todos los “ chiches” que me había regalado mi marido.

Abrí el bolso empecé a sacar todo. La crema que siempre uso para hacer el amor y por supuesto mi amigo Jordan.

Este es un vibrador de última generación de textura muy suave de color negro con una cabeza hermosa que apenas me entra en la boca y con sus casi 25 cm, es un vibrador que nunca le había permitido a mi marido usarlo… . Seria este el momento? Lo deje arriba de la cama y apreté play nuevamente.

Subí el volumen para escucharlo a mi amante gemir muy alto… se ve que gozaba teniéndome el trozo apretado en mi boca…

Cuando me puse en cuatro patas y me metió de golpe su polla, me di cuenta el grito que me salió cuando me corrí… creo que me dio vergüenza… diga que estaba sola… y la mojada que me estaba pegando era monumental.

Abrí las piernas y mientras él me follaba en el video yo empecé a tocarme con la cabeza del Jordan por la vagina… me era incomodo hasta que puse una almohada debajo de mi cola. La vagina se me abrió solita. Cuando empuje el aparato hacia adentro me di cuenta lo hermoso que era dominar la situación, empuje un trozo más y sentí como se llenaba toda. Increíble como nunca antes lo había probado. Lo encendí y empezó a vibrar, el clítoris se me hinchaba y yo lo tocaba con más fuerza… ya cerraba los ojos y solo escuchaba como gemíamos en el video..

Saque el vibrador y lo metí un poco más adentro. No llegaba a la mitad y me sentía repleta de polla…

Como seria follarse un negro con semejante polla?

Mi marido siempre intentaba convencerme de que lo probáramos mientras hacíamos el amor y yo no sé porque siempre me negué. Evidentemente sabe más que yo de estas cosas y eso siempre me hizo admirarlo y quererlo tanto por ello. Esto que me sucedía era todo gracias a sus lecciones.

Bueno pero sigamos porque mi vagina estaba casi completa pero decido ir más lejos, respire hondo y me lo metí todo adentro. Creo que me llevo al punto donde no se retorna más. Estaba casi por venirme, cuando la voz del audio me hizo volver a la realidad. Era el que me obligaba chuparle la polla después de hacerme acabar por primera vez.

Recordé lo que venía y estaba tan cachonda que no dude. Me saque al Jordan de adentro y tome la crema. Abrí el pote apreté y saque lo suficiente como para encremar la polla que tenía en la mano. Me sentí extraña. Nunca antes había puesto tanta atención en una polla y tanto cuidado a la hora de prepararlo. Toque su cabeza, sus venas marcadas. Era muy suave y muy grande. Empecé a soñar. Imaginaba que me encontraba en un gimnasio de la NBA y un jugador había sido expulsado. Entraba al vestuario antes de que terminara el partido y allí estaba yo que había entrado buscando el lavabo. Me escondía cuando escuche que llegaba. No sabía qué hacer, y sin querer tosí. La puerta de abrió y allí estaba él, desnudo a punto de ducharse. Su polla dormida pero gigante. Sin palabras y con la mirada me obligo a tocársela. Con suavidad y mucho nervio comencé a acariciarla. Se comenzaba a levantar. Me la metí a boca antes de que fuera muy grande. Imposible aguantarla. Me levanto en el aire como si fuera una niñita. Me llevo hasta la camilla que usan para los masajes. Me coloco en cuatro patas, me arranco la bombacha… y empezó la meter su lengua directamente en mi ano. Sentía como chorreaba por la vagina. Gemía. Y empecé a rogarle… dámela… dámela… pero nada… entonces me gire y de espaldas a la camilla levante la piernas y tome su trozo con las dos manos. Me la apoye en el orificio del ano.

Sentía que era como un fierro caliente y gigante. Empuje. Tuve que hacer fuerza. Parecía que el no quisiera follarme.

Abrí los ojos y me di cuenta que era cierto, el Jordan empezaba a violarme por la cola… mis gemidos ya eran alaridos. Empuje más. El esfínter era pequeño para semejante polla.

Me toque el clítoris con una mano. De inmediato se relajo el ano y entro toda la cabeza. Que sensación. Parecía que se me desgarraría el ano. Lo deje reposar mientras me frotaba con violencia el clítoris. Mire de reojo el video y me veía engullir el pene de mi amante en la boca. Su mano me abría la vagina y si bien no lo podía ver por la posición que tenia, recordé las sensaciones que había tenido hacia poco tiempo atrás. Me veía los gestos de placer. Mi cara denotaba calentura y su polla parecía que reventaría. Miraba sus gestos e intuía que se correría pronto.

Sin quererlo contraje el ano y sentí lo grande que era el vibrador que tenia puesto atrás. Cuando se me dilato un poco empuje otro trozo hacia adentro.

El tocarme el clítoris hacia que me acercara al orgasmo.

Mire otra vez el video y vi como se le tensaban los músculos del pecho a mi amante. Fue algo maravilloso ver como explotaba. Sentir como me había violado la boca con su pene fue una manera dichosa de verlo.

Debía apurar mi corrida.

Hice lo que había aprendido a la tarde, me saque el vibrador del ano espere unos segundos y lo introduje hasta el fondo imaginando que me violaban.

El trozo era grande pero la explosión que me vino junto al orgasmo me hizo olvidar lo que tenia dentro del ano.

Con una mano me frotaba y con la otra movía el vibrador hacia afuera y hacia adentro tratando de semejar un macho que me folla.

Cerré los ojos y volví a imaginar a ese deportista que me follaba en el vestuario.

Las contracciones del ano eran larguísimas e intensas. No quería que se terminara más. Y no se terminaba, apenas sacaba el aparato, el cuerpo me pedía más y me lo introducía hasta el fondo nuevamente.

Las vibraciones me hacían sentir el orgasmo de una manera especial. Me tocaban la columna vertebral.

Me daba la sensación de que el vibrador me abría el intestino, estaba muy al fondo. El grosor ya no era el problema, el ano estaba bien dilatado. El problema era lo profundo que llegaba.

Los jugos que me salían de la vagina eran también inusuales. Estaba toda mojada, las sabanas eran un desastre. Todo parecía dar vueltas.

Nunca me drogue pero me parecía como si estaría volando, sería una sensación similar?

Lo único que recuerdo es que el video seguía andando pero en la imagen solo estaba yo en la cama, parecía dormida. Mi amante había desparecido.

Solo quiero seguir soñando despierta como lo estoy haciendo ahora.

Debo contestarle a mi amante que me escribió algo tan dulce.

Pronto llamara mi marido al que debo decirle que hasta ayer lo había extrañado. Le contare lo que me hizo su “ amigo” Jordán. Se pondrá contento.

Lo de video será solo mío. Debo encontrar un lugar donde guardarlo.

Cuando podre follar con mi joven amante nuevamente?

lucremimosa@gmail.com

6

Sobre esta relato

Autor: Lasmorenas
Relatos totales de Lasmorenas: 2247
Visitas de esta relato: 201

Esta relato se publica con licencia Distribución gratuita

Añade Comentario

Comentarios de Infiel on un amigo de mi hijo 1

Nombre: (opcional)
Añade tu comentario:
Inserta el código de verificación: