2

03/09/2010 22:49

La sexóloga (1)

Tags:

sexóloga

sexóloga

| 0 Comentarios

LA SEXÓLOGA: CAPÍTULO 1

Hola lectores de todo relatos, mi nombre es Adriana, tengo 25 años, soy una chica morena, pelo negro y liso, ojos marrones y bonita sonrisa. Soy una mujer muy guapa. Mido 1, 63m y mis medidas son 100-50-86cm, mi cuerpo y mi cara son totalmente naturales.

Mis aficiones son viajar, soy una adicta del cine y de las series de televisión (soy bastante friki en esas cosas), me gustan los deportes en general pero mi gran pasión es el mundo del motor, intento no perderme ninguna concentración de coche y de motos, he ido a varios grandes premios de motociclismo y formula uno, e incluso viajé una vez a Estados Unidos para ver una carrera de la NASCAR.

Tengo la carrera de psicología y un master en sexología, aparte de numerosos cursillos de masaje, socorrismo, aeróbic…

Hice un master en sexología por que soy una chica a la que le gusta mucho el sexo y aparte se me da bastante bien. Al terminar el master me independicé, alquilé un pequeño piso y monté en el una consulta de sexología. Aparte los fin de semana trabajo de gogó en una discoteca porque hace poco que abrí mi consulta y todavía no tengo muchos clientes. Llevo trabajando los fin de semana de gogó desde los 19 años para poder pagarme mis cosas mientras estudiaba.

El sueño de mi infancia siempre fue ser modelo de lencería, bueno, en realidad todavía lo es, de hecho me he hecho un book pero la verdad es que ya se me va pasar la edad para seguir aspirando a serlo. Tuve alguna pequeña oportunidad de serlo pero mi poca estatura y la abundancia de mis pechos no me han ayudado.

Mi consulta la abrí hace menos de un año pero mi historia empieza hace unos meses. Era mi última consulta del día y tenía una cita con una madre y su hijo. Es muy habitual que algunas madres vengan con sus hijos pero esa vez fue diferente.

Entraron por la puerta, la madre era guapísima, era una señora de 41 años llamada María, era rubia con unos enormes ojos verdes. La mujer se veía que se cuidaba, tenía un cuerpazo para su edad, calculo que usaría sobre una 110 de sujetador aunque se notaba que el pecho es operado. Su hijo también estaba de buen ver aunque todavía era un crío, se llamaba Luis y tenía 17 años, era moreno con el pelo corto y peinado con tupé, tenía los mismos ojos que la madre, era bastante delgado, su cuerpo era lo común a un chico de su edad.

_hola, díganme, ¿a que han venido?

_mi hijo y yo hemos hecho algo muy malo –me dijo la madre con cara de preocupación

_no es malo mamá –replicó el chico

_bueno tranquilos, díganme lo que es –dije yo

_va pensar que soy una enferma

_tranquila, he visto muchas cosas extrañas, además esto no saldrá de estas cuatro paredes

_mi hijo y yo nos hemos acostado

En ese momento yo me quedé rota, iba ser la primera vez que me enfrontaba a un caso de incesto y la verdad no sabía por donde tirar.

_¿le parezco una enferma? –me preguntó preocupada

_no, es mucho mas común de lo que parece

_estoy muy arrepentida

_no me jodas mamá, el otro día bien que disfrutabas

_no digas eso hijo

_es la verdad

_bueno callad, no discutáis, por lo que veo, tu Luis no estás arrepentido

_yo no, mira lo buena que está mi madre, me la follaría mil veces

_bueno, cuénteme como ocurrió Maria

_ocurrió el sábado, mi hijo salió de fiesta con sus amigos y yo cuando él sale yo no duermo hasta que regresa a casa. Eran las cinco de la mañana y lo escuché llegar. Fui mirar si venía muy borracho y lo encontré en la cocina y allí ocurrió.

_¿pero quien dio el primer paso? –pregunté intrigada

_fue él, yo le estaba riñendo porque venía borracho y empezó a intentar besarme y a decirme las ganas que tenía de acostarse conmigo

_¿y porque accedió a acostarse con él?

_mi marido ya no me da lo que necesito y yo intentaba rechazar a mi hijo pero cuando me enseño su polla empalmada no pude contenerme

_¿pero hubo algo que despertó ese deseo?

_si, el tamaño de su polla

_me encanta que te guste el tamaño de mi rabo porque lo tendrás cuando quieras –interrumpió impertinentemente el hijo

_entonces me quieres decir que su hijo tiene el pene muy grande

_pues si, es enorme ¡¡uff!! –parecía que la madre se ponía cachonda recordándolo

_si quieres te la enseño doctora –interrumpió otra vez el hijo

_no, gracias. ¿y disfrutaste María?

_mientras duró muchísimo

_¿quieres decir que duró poco?

_si, un par de minutos

_mamá, no digas eso que me haces quedar mal

_es normal que a tu edad no dures mucho, eres joven y todavía te falta experiencia –dije dirigiéndome al hijo- y dime María, ¿te excita pensar en lo que pasó?

_si bastante, la verdad, es una polla enorme

_mamá, no tenemos porque venir aquí, lo mejor que podemos hacer es seguir follándonos

_no hijo, no puede ser, esto se tiene que terminar

_¿seguro mamá? ¿seguro que no quieres volver a disfrutar de esto?

En ese momento Luis se levantó, bajó el pantalón y el slip y agarró su polla con la mano. Su polla estaba en erección, debía de haberle puesto cachondo ver a su madre revivir la historia, era bastante grande, calculo que sobre los 21cm.

_guarda eso hijo

_Luis, ponte los pantalones –le ordené

_mamá, quiero que me la chupes aquí

_no hijo –dijo su madre sin convencimiento

_mamá, es un ultimátum, ¿o me la chupas aquí delante de la doctora o no volverás a disfrutar de esta polla?

Su madre se quedó quieta durante unos segundos, se puso de rodillas delante de su hijo, me pidió perdón y se metió la polla de su hijo en la boca.

_glupppspss.. gluppspps

_ohhh..mamá me gusta, me encanta como la chupas, ohhh

_glupppsss.. ¿te gusta hijo?

_glupppsss, me encanta, no quiero que dejes de hacer esto nunca

Yo no podía creer que lo que estaba pasando pero si puedo deciros que esto marcaría el futuro de mi consulta. Yo también empecé a ponerme un poco cachonda, notaba como mi tanga se humedecía. Lo que decía la madre era verdad, su hijo no duraba mucho.

_glupppsss…gluppppsss

_ohhh mami, me vengo, me vengo

_gluppsps, gluppsps, dame hijoo

_ohhh, ahhjjjjj, ahjjjj –gemía Luis mientras los borbotones de semen se dirigían al escote de su madre

_vamos hijo, córrete en mis tetas

_ohhh siiii mamaaaaa, te quiero

Luis acabó de correrse sobre los pechos de su madre, ella sacó un clinex del bolso y empezó a limpiarse el semen de sus pechos y de su boca.

_mira mamá, la doctora se ha puesto cachonda, mira donde tiene la mano

No me había dado cuenta pero mi mano se había metido por dentro de mi pantalón tocando mi húmedo coño, al decir eso Luis saqué mi mano de allí.

_siento lo que ha ocurrido –me dijo la madre

_no pasa nada María

_¿puede ayudarme con mi problema de rapidez? –me preguntó Luis

_eso es por la edad, ya te pasará

_pero necesito que se pase ahora, quiero dejar satisfecha a mi madre, quiero follármela aquí

Yo también estaba bastante cachonda y quería ver como madre e hijo follaban para mi.

_si tu madre quiere os ayudaré

_si quiero que me folle ahora

_muy bien, pues seguid mis pasos, Luis desnúdate del todo, no hay cosa menos sexy que un hombre follando con los calcetines

_si doctora –Luis se quitó los calcetines y la camiseta

_desnúdate tu también María

María se desnudó, mientras yo agarré la polla de Luis y empecé a meneársela un poquito para que volviera a ponerse erecta.

_ufff doctora, que bien utilizas la mano

_acércate aquí María –le dije cuando acabó de desnudarse- es difícil solucionar el tema de correrse tan rápido porque el tuyo está asociado a la edad pero si podemos conseguir es que tu madre disfrute tan plenamente de la relación como tu

La polla de Luis ya estaba erecta, así que la solté y pasé un dedo por la rajita del coño de María.

_ufff, doctora

_ahora te voy masturbar María –dije yo introduciendo un dedo en el peludo coño de María

_ohhhhhh siiiiiiiiii, ogghhhh siiii, no paresss

_tu no te toques –le dije a Luis viendo que empezaba a tocarse la polla

_ohhhgggg, hazle caso a la sexóloga, oa¡¡ghsk

_¿Te meto otro dedo María?

_si por favor, ohhhhhh diosssssssssssssssss!!!!! –exclamó al sentir mi segundo dedo en su coño

_ahora voy a aumentar la velocidad María

_vale doctora, ohhhhhhhhs siiiiiiiiiiii sigue, que maravilla, meee vas romperererrrrrrr el coñoño¡¡¡¡¡!!!!!!!!!ufffffffffffff

Empecé a mover mis dedos muy rápidamente dentro del coño de María y esta se estaba poniendo muy cachonda. Para los que no seáis sexólogos os voy a explicar lo que estaba haciendo. Luis no tenía problemas de eyaculación precoz, simplemente era muy joven y había tenido pocas relaciones sexuales, era un problema de falta de experiencia. Entonces mi intención era que Luis aunque solo fuese capaz de durar un poco mas que al principio, quería que dejase a su madre totalmente satisfecha, por eso la estaba masturbando. Quería conseguir que María se corriese mientras Luis la follaba, para eso la masturbaba tan rápido, para que el hijo solo tuviera que darle la última estocada.

Cuando lo consideré oportuno dejé de masturbar a María, en ese momento María se tiró al suelo, se abrió de piernas y Luis se preparó para follársela.

_para Luis –le ordené

_¿que pasa?

_si te la follas de pié durarás más, María ponte sobre mi mesa

María se sentó sobre mi mesa y se abrió completamente de piernas, Luis colocó su polla en la entrada del coño de su madre y la clavó de una embestida.

_ohhhjjjjjj, hijitooooo

_toma mami, ohhh!!!!ohhh!!!ohhh!!!!!

_dame fuerte cabrón ohhhgg

_insulta a tu madre –le ordené a Luis

_toma idiota –le dijo inocentemente

_así no, dile lo puta que es

_ohhh, mamá, eres una puta

_ohjjjj…ohhjjj… si hijo, sigue, dime lo puta que soy

_ohhh si madre, eres un furcia barata, ufff, tengo que follarte yo porque papá no sabe

Yo también estaba completamente cachonda, me encantaba ver como Luis se follaba a su mamá. Calculo que Luis aguantaría sobre unos seis o siete minutos en correrse, al igual que su madre.

_dame mas fuerte hijo, ohgggg, creo que me voy a correr

_toma mami, uff!! Yo también me corro mamá

_córrete dentro de ella Luis –le ordené

_si, ufff, toma polla, toma mi pollónnnnnnn, OHHHH…OHHHH….-Luis empezaba a correrse y su madre también

_AHHHHHGGGG, SIIII HIJOOOOOO, ME DESHÁAAAAAAAACESSS, OHHHHH… -gemió María mientras sus jugos vaginales bajaban por sus piernas

_toma putaaa, OHHHHHHGGG, uffffff, AHHHHHGGGG

Ambos se quedaron jadeando durante unos minutos hasta que yo rompí el silencio.

_bueno, vestiros, ya ha acabado la consulta

_muchas gracias –me dijo el hijo

_¿tu que tal te sientes María?

_ha sido uno de los mejores polvos de mi vida, muchas gracias

_¿pero sigues teniendo remordimientos?

_un poco por mi marido

_eso es normal

_doctora, creo que voy a decírselo a mi marido, nunca le he sido infiel y esta situación me puede

_¿seguro que quieres contárselo?

_si, quiero seguir follándome a mi hijo pero me siento mal por mi marido, ¿Cómo me aconsejas hacerlo?

_mira, si quieres venid aquí un día los tres y yo te ayudaré a contárselo a tu marido ¿te parece?

_si ¿Cuándo quieres que vengamos?

_venid mañana a la misma ahora

Nos despedimos y ellos se fueron, yo me quedé sola con un enorme calentón que necesitaba quitarme. Así que decidí llamar a mi novio.

_Hola cari –respondió en el móvil

_Hola, ¿te apetece quedar hoy?

_es que he quedado con los colegas para ver el partido

_otra vez, pero si ya habéis visto fútbol ayer y antes de ayer

_si cari, pero hoy hay UEFA

_haz lo que veas

_no te enfades, si quieres quedamos después del partido en mi casa y te quedas a dormir

_vale cariño, nos vemos

Mi novio se llama Raúl, tiene 24 años y es guapísimo, mide 1, 90 es moreno, ojos marrones y un perfecto cuerpo de gimnasio. Trabaja de albañil y vive en casa de su padre, su padre se llama Juan, tendrá alrededor de 50 años, mide 1, 80 y es muy parecido al hijo pero desmejorada por la edad, pero aún así se mantiene bastante bien.

A las 11 de la noche me dirigí a casa de mi novio, en casa también estaba su padre, los tres cenamos juntos y después nos fuimos a cama.

_estoy supercansado cari –me dijo Raúl

_pues hoy va ser una noche muy larga –dije yo con tono picarona

_hoy no cariño, he trabajado muchísimo y mañana tengo que madrugar

_no me jodas Raúl –dije con tono de enfadada- estoy harta de que el puto fútbol sea mas importante que yo

_no es eso cari, hoy tu y yo no íbamos a quedar, por eso quedé para ver el fútbol, no te enfades porfa

_da igual Raúl, vamos ponernos a dormir

Pasó una hora de que nos pusimos a dormir y yo no podía conciliar el sueño, estaba demasiado caliente. Después de un rato decidí bajar a la cocina por un baso de agua, sólo llevaba puesto un tanguita, la camiseta que utilizo para dormir y las zapatillas.

Me estaba bebiendo el vaso de agua cuando apareció el padre de Raúl.

_¿que pasa Adriana? ¿no puedes dormir?

_la verdad no, no consigo coger el sueño

_¿habéis discutido tu y Raúl?

_no, ¿Porqué preguntas eso?

_por que normalmente cuando os vais para la cama se os escucha gemir durante una hora o así pero hoy no he escuchado nada

_es que Raúl estaba cansado y no quiso

_¿y tu lo necesitabas no?

_¿porque dices eso?

_por que tienes el tanga empapado

Toqué mi tanga y tenía razón, con el calentón había empapado el tanga, parecía que se había caído en una charca.

_que tonto es mi hijo

_¿por que dices eso?

_si fueras mi novia no tendrías que irte así para la cama

Lo que había ocurrido aquella tarde empezaba a pasarme factura y no me estaba disgustando lo que me decía el padre de mi novio.

_gracias pero ¿Qué le voy hacer?

_no se, pero tendrás que echar a lavar ese tanga, está empapado

_si, lo echaré a la lavadora cuando llegue a casa

_si quieres déjalo a lavar aquí, te vas a sentir incómoda durmiendo con eso

_tienes razón, ¿quieres quitármelo tú? –le dije con voz juguetona

Juan se puso de rodillas delante de mí, y empezó a bajarme el tanga dejando mi coño a la altura de su cara.

_umm, lo tienes depiladito

_si, me gusta mucho tenerlo así

_y desprende un olorcito un poco fuerte

_jaja, ha debido ser por los flujos que ha desprendido toda la tarde, ¿quieres lavármelo?

Juan no se lo pensó y le dio un lengüetazo recorriendo la rajita de mi coño de abajo a arriba.

_parece que te gusta –me dijo

_mas te va gustar a ti, créeme

Juan introduzco su lengua en el interior de mi coño y empezó a hacer movimientos circulares dentro de mi húmedo coñito.

_laappssp…lappssspss…lapppsdsppp..

_ohhh…ohhh..ohhhh….que gusto

_laapppssp… lo que se perdió mi hijo…lapppsss… comerse este coñito

_ohhhh siiii, tu hijo es un gilipollassss, pero me alegro, ohgggg, gracias a el puedo disfrutar tu lengua, que bien la mueves, ohohhhsohhhhhh siiiiiiiiiiiii!!!!!

_ufff, lappppssps… que humedad tiene este coño

_ohhh siiiii… ¿crees que ya está limpio?...ohhhhh

_lappppspp, ¿Qué pasa? ¿quieres que deje de limpiártelo? –me dijo dejando de comerme el coño

_lo que quiero es que me revientes mi chochito con tu polla

_vas a ver lo que es bueno

Juan se bajó los pantalones y los calzoncillos dejándome ver una preciosa polla de unos 17cm pero de un buen tamaño.

_vamos, chúpamela zorrita

_no por favor, necesito que me rompas el coño de una puta vez

Me senté sobre la encimera y me abrí de piernas, con el dedo le hice un gesto a Juan para que se acercase y me clavase su peluda polla.

Juan me la clavó de un solo golpe y empezó a follarme muy fuertemente. Se notaba que el señor necesitaba echar un polvo porque está separado y seguramente no tenga muchas relaciones sexuales.

_OHHHHGGGGGGG…siiiiiiiiiiii….me gusta muchhoooooooo

_si zorraa, ohhhgg…ohggg..ooggghhh… toma zorrita

_ohh si, dame fuerte, dame mas fuerte, necesitaba hoy esto como el comer, ohh siiiiiii

_que putita eres, engañando a tu novio con su padre, ohhhggg, …ufff!!!!

_¿y tu que? Ohhhhgg.. follándote a la novia de tu hijito…ohhgggg

Durante varios minutos Juan me estuvo follando, poco faltaba para que llegase el momento en el que ambos nos corriésemos pero ocurrió algo que aceleró esa acción.

_¿PAPÁ? ¿ADRIANA? ¿QUE COJONES EST? PASANDO AQUÍ? –se escuchó gritar a mi novio desde la puerta de la cocina

_ohhh, hijo, esto tiene una explicación –dijo Juan sacando su polla de mi coño

_ahora no pares cabrón –le ordené a Juan que me hizo caso y me siguió follándome

_ufff, ohhh…ohhh…lo siento hijo

_ohhh siippp, que se entere lo que se ha perdido…ohhhggg, ahhhgggg, que mire como me folla su padre –dije con voz de poseída

_QUE OS DEN POR CULO –nos gritó Raúl y se fue dando un portazo

_ahhhjjjggg, me corroo Juannnn, OHHHHOHHHHHHHHHHHHHHHH –gemía yo mientras me corría

_ohhhjjj, …yo también me voy a correr

_espera hazlo en mi boca

Sacó su verga de mi coño y me agaché para que se corriese en mi boca. Juan empezó a pajearse y su semen empezó a caerse en mi boca y mi cara.

_toma putita, ohhjjjj, ahjjj, trágatelo todo perrra

_si, sabe de maravilla, apunta bien –decía yo mientras me tragaba su semen

_ohhjjj…OHHJJJ –los últimos chorros de semen salían de su polla

Nos quedamos unos segundos recuperándonos de lo que habíamos echo. Era la primera vez que era infiel a alguno de mis novios pero hoy había pasado una tarde muy caliente y la negativa de mi novio de hacer el amor fue la gota que colmo el vaso de mi fidelidad.

_creo que es mejor que te vayas –me dijo Juan con tono serio

_si tienes razón

Tuve que ir a la habitación de mi novio a coger mi ropa, él estaba metido en la cama, ni el me habló ni yo a él, simplemente cogí mi ropa y me fui para mi casa.

CONTINUARE

Espero que les haya gustado, espero sus comentarios, si quieren decirme algo mi e-mail es adrianasol@hotmail.es

Aparte me gustaría preguntarles una cosa a los lectores. Como ya dije soy un poquito friki y me gustaría saber que aceptación tendría que hiciese una serie de relatos sobre los Simpsons. Espero vuestra respuesta.

2

Sobre esta relato

Autor: Sweetcochino
Relatos totales de Sweetcochino: 7641
Visitas de esta relato: 10

Esta relato se publica con licencia Distribución gratuita

Añade Comentario

Comentarios de La sexóloga (1)

Nombre: (opcional)
Añade tu comentario:
Inserta el código de verificación: