0

29/12/2011 15:44

Que rico palo

Tags:

palo

rico

soy

| 0 Comentarios

Soy una mujer de 19 años, mi cuerpo no es muy delgado como el de aquellas modelos a las que llamo “ anoréxicas” , soy una mujer de buenas curvas que me han ayudado a obtener lo que quiero, he tenido muchas parejas y no me molesta que me llamen Zorra o puta, al contrario, me excita…

Estaba sola aquella noche, llovía y el clima era frío, me encontraba en la sala de la elegante casa de mis tíos pues me habían pedido cuidar de sus tiernos angelitos, yo gustosa acepte pues esos niños son tan dulces, pero en fin… ellos dormían plácidamente en sus calientes camitas mientras yo cambiaba de canal una y otra vez, eran cerca de las 12 de la madrugada, mis tíos recién habían salido y yo me aburría, entonces entre tanto cambio de canal en la T.V logre encontrar algo interesante, era una buena película pornográfica que provocó que me mejora, mis orbes color avellana miraban atentas la escena en la que se jodían a la mujer entre dos, uno por el ano y el otro por la vagina, yo lleve mi mano por debajo de mi pantalón y ropa interior para comenzar a frotarme el clítoris, y la otra mano se dedicaba a pellizcarme los pezones.

Gemía por lo rico que sentía mientras mi coñito palpitaba del placer pero había pasado un buen rato y el orgasmo que deseaba no llegaba, entonces un ruido fuerte proveniente del cuarto de limpieza casi me sacaba el corazón del pecho, fui a ver qué sucedía pero sólo había sido una escoba que había caído al suelo, solté un suspiro y recogí la escoba entonces noté la forma del palo de esta, era como un pene aunque muy delgado pero que podía llegar a la zona que muy pocos llegaron a alcanzar dentro de mí, me mordí el labio inferior y me moje todita al tener pensamientos con ese simple palo de escoba.

Lo primero que hice fue lavar bien el palo para evitar alguna infección, después fui a la sala y me senté en el sofá comenzando a quitarme la ropa, acaricie mi ya mojado coñito y clítoris, también pellizque mis pezones agitando con fuerza mis grandes tetas morenas gimiendo alocada.

Entonces afirme la escoba en una esquina inclinándola, me di la vuelta quedando de espaldas a la escoba y entonces metí la punta del palo en mi coño, al principio sentí algo rasposo pero cuando se llenó con mis jugos se hizo suave y cálido cosa que me excito comencé a mover mis caderas de adelante a atrá logrando que el palo llegara muy profundo.- Que rico… ah!- Mis tetas se meneaban al mismo ritmo que mi cuerpo, sentía muy rico sin duda pues era una nueva experiencia pero no me llevaba al orgasmo entonces mire el posamanos del sofá y me recosté encima de este teniendo una deliciosa idea comencé a frotar mi clítoris contra este mientras mis caderas se movían y el palo me penetraba cada vez más profundo.- Ay… así papi, me vas a romper, que rico sabes que soy tu perra… - Imaginaba a un hombre muy bueno que me cogía a su gusto.

La fricción que causaba el sofá contra mi clítoris y que el palo ya tocaba aquel delicioso punto de placer me causo el más sabroso orgasmo que jamás hubiese experimentado, entonces mi coño parecía sacar todo el fluido blanco que tenía mientras yo gemía como una perra loca en celo.- Ah!! Que sabrosa cogida me has dado papito…

Había quedado toda mojada y la noche la pase divertida con ese palo que me causó más orgasmos, limpie todo justo a tiempo antes de que mis tíos llegarán, para cuando lo hicieron mi pequeña travesura ya estaba bien oculta en el cuarto de limpieza. Me fui a la casa tiritando aún de placer…

0

Sobre esta relato

Autor: Stripperdiary
Relatos totales de Stripperdiary: 644
Visitas de esta relato: 1

Esta relato se publica con licencia Distribución gratuita

Añade Comentario

Comentarios de Que rico palo

Nombre: (opcional)
Añade tu comentario:
Inserta el código de verificación: